Dos hombres de 43 y 45 años fallecieron asfixiados el sábado por la noche en una propiedad de Alba Posse en el momento en que intentaban reparar un motor a combustión que habría tenido un desperfecto y que se encontraba en el interior de un pozo de agua de donde las víctimas intentaban sacar el mencionado líquido.

El trágico suceso tuvo lugar en una vivienda ubicada en el Paraje San José de la mencionada localidad y, según consignaron voceros policiales consultados por este matutino, las víctimas fueron identificadas como Diego Luis Suárez (43) y Antonio Beck (45).

A partir de la reconstrucción que hicieron los investigadores sobre las circunstancias del hecho, se sabe que los dos hombres estaban trabajando en un pozo de agua de 12 metros de profundidad.

Por editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *