El volcán Mauna Loa de Hawai, el más grande del mundo, comenzó a arrojar ceniza y escombros por primera vez en casi 40 años, llevando a las autoridades a advertir a los residentes que se preparan en caso de que la lava fluya hacia sus comunidades.

La erupción comenzó el domingo por la noche, en la caldera en la cumbre del volcán en la Isla Grande, tras una serie de intensos sismos, señaló el científico a cargo del Observatorio de Volcanes de Hawai, Ken Hon.

El magma se desplazó hacia la superficie, aunque los flujos de lava estaban contenidos en la zona de la cumbre y no amenazaban a las comunidades cercanas, informaron las autoridades.

Por editorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *