info@goyaennoticias.com.ar

Provinciales

Mercedes: Confirmaron la condena a dos policías por agredir a un joven

Mediante el fallo penal Nº 5/21, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) confirmó la condena a los expolicías Walter Nazareno Fernández y José Antonio Vargas, a la pena de 3 años de prisión en suspenso e inhabilitación por 6 años, por declararlos responsables de vejaciones.
Las sanciones por este delito están contempladas en los artículos 45º y 144º bis inciso 2º y 1º supuesto del Código Penal. Al momento de cometerse el hecho, ambos eran personal de la Policía de la Provincia
Luego de la sentencia, la defensa oficial apeló ante Casación. Cuestionó al Tribunal de Juicio de Mercedes por considerar que tomaron de modo negativo que el imputado Vargas no declarara en instancia del debate, lo que era su derecho. Además rechazó el cambio de tipo penal de apremios ilegales a vejaciones ilegales apartándose de la calificación que había dado el fiscal.
También rechazó el hecho de que, para graduar la pena, el tribunal no tuvo en cuenta que era la primera condena para ambos, la juventud, la falta de experiencia en la función policial y porque no se partió de la mitad de la pena prevista en atención a los atenuantes y agravantes.
En el fallo, Casación sostuvo que en ningún momento el Tribunal de Juicio adoptó una posición subjetiva, valorando negativamente la decisión de Vargas de no declarar y que solo se hizo mención a que había guardado silencio y nada más.
En cuanto al cambio de calificación legal, el Tribunal tenía la facultad de imponer una calificación distinta de la establecida por el fiscal, por lo que no se advertía ninguna anomalía.
Sobre el reproche de la pena, la defensa demostró la arbitrariedad del razonamiento de los juzgadores para imponer la sanción. Enfatizaron que los policías incumplieron con su deber de proteger a la sociedad y no infligir castigos, que excedieron su actividad propia.
El hecho ocurrió el 20 de octubre de 2012, cerca de la 1 de la madrugada. La víctima fue hasta un kiosco y un vecino –que era policía– y otras personas lo agredieron y le arrojaron piedras.
Llegó un patrullero y el joven huyó, pero lo atraparon para luego recibir una paliza en la celda.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *