info@goyaennoticias.com.ar

Internacionales

EEUU: Una mujer murió porque le trasplantaron pulmones con COVID

Fue en Michigan, EE.UU. El cirujano que manipuló los órganos de la donante también se infectó con el virus. Sugieren tomar muestras más completas para prevenir nuevos casos. Una mujer de Michigan, Estados Unidos, murió por coronavirus dos meses después de recibir un doble trasplante de pulmón de una donante que estaba contagiada con el virus SARS-CoV-2. Las muestras de nariz y garganta tomadas a la persona fallecida habían dado negativo en PCR, pero el virus se albergaba en lo más profundo de sus pulmones. Según refiere la cadena de televisión NBC, el incidente parece ser aislado y es el único confirmado entre los casi 40 mil trasplantes que se realizaron en 2020. “El caso es un antecedente que refuerza el pedido de que se hagan pruebas más exhaustivas a los donantes”, explica Daniel Kaul, director del servicio de trasplantes de enfermedades infecciosas del Michigan Medicine, de la Universidad de Michigan. “No hubiéramos usado los pulmones si hubiéramos tenido una prueba de COVID-19 positiva”, remarca Kaul, coautor de un informe sobre el caso en el American Journal of Transplantation. El virus se transmitió cuando los pulmones de una mujer, que había muerto tras sufrir una lesión cerebral grave en un accidente automovilístico, fueron trasplantados a una paciente que padecía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, en el Hospital Universitario de Ann Arbor de Michigan. En los registros, figura que una prueba molecular de un hisopo de la nariz y la garganta de la donante, que se había tomado 48 horas después de que le extrajeran los pulmones, había dado negativo. Es más, la familia aseguró a los médicos que la mujer no tenía antecedentes de viajes recientes o síntomas de COVID-19 y que no había estado cercana a nadie con la enfermedad. Sigue sin saberse aún si, en el caso del SARS-CoV-2, otros órganos afectados por el virus (corazón, hígado y riñones, por ejemplo) también podrían transmitirlo a través de un trasplante. “Cuando se trata de los pulmones, los especialistas deben analizar muestras del tracto respiratorio inferior del donante, así como de la nariz y la garganta. No obstante, la obtención y el análisis de esas muestras de los donantes puede ser difícil de llevar a cabo de manera oportuna. Además, también existe el riesgo de introducir una infección en los pulmones donados”, comentó el especialista. Se precisó que, al margen de la muerte de la mujer, el cirujano a cargo de los pulmones de la donante también se infectó por COVID-19. El resto de los diez miembros del equipo de trasplantes dio negativo. Los investigadores aclararon que, en general, las transmisiones virales de donantes de órganos a receptores siguen siendo poco frecuentes, y ocurren en menos del 1 % de los receptores de trasplantes. Según los expertos, los riesgos médicos que enfrentan los pacientes enfermos que rechazan un órgano de un donante son generalmente mucho más altos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *