info@goyaennoticias.com.ar

Internacionales

EE.UU: Policía mató a un adolescente de 13 años

La alcaldesa de la ciudad, Lori Lightfoot, pidió a los residentes expresarse pacíficamente mientras las autoridades esperan protestas por la muerte de Adam Toledo. Un adolescente hispano de 13 años aparentemente había soltado una pistola y comenzaba a levantar las manos menos de un segundo antes de que un policía lo baleara de muerte en Chicago, de acuerdo con imágenes difundidas el jueves por presión de la comunidad. Un fotograma del video tomado por la cámara corporal del agente policial Eric Stillman muestra que Adam Toledo no tenía nada en las manos y que sus brazos estaban al menos parcialmente levantados cuando Stillman le disparó en el pecho alrededor de las 3 de la mañana del 29 de marzo. La policía señala que el adolescente portaba una pistola antes de que fuera baleado. Y las imágenes captadas por la cámara de Stillman muestran al agente iluminando con su lámpara una pistola en el suelo cerca de Toledo después de que le disparó. Los agentes policiales respondían a reportes de disparos en la zona. La difusión de las imágenes y otros materiales de la investigación se da en un momento delicado, ya que está realizándose el juicio al ex policía de Minneapolis Derek Chauvin, acusado por la muerte de George Floyd, y recientemente falleció otro hombre de raza negra, Daunte Wright, a manos de un policía en un suburbio de la ciudad. Antes de que la Civilian Office of Police Accountability (COPA) —un grupo independiente que investiga todos los tiroteos que involucran a la policía de Chicago— difundiera las imágenes en su sitio web, la alcaldesa Lori Lightfoot hizo un llamado a la ciudadanía a mantenerse en paz, y algunos negocios del centro de la ciudad colocaron tablas de madera en sus ventanas por temor a posibles disturbios. “Vivimos en una ciudad que está traumatizada por un largo historial de violencia y comportamiento indebido de la policía”, dijo Lightfoot. “Y aunque no tenemos la información suficiente para ser juez y jurado en esta situación en particular, ciertamente es comprensible el porqué tantos de nuestros residentes tienen esa sensación de indignación y dolor tan conocida. Es incluso más evidente que la confianza entre nuestra comunidad y los cuerpos del orden está lejos de sanar y sigue sumamente dañada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *