info@goyaennoticias.com.ar

Provinciales

Detuvieron a un narco que es testigo de un triple homicidio en Entre Ríos

Se trata de Lisandro Alexis Luna, quien era un empleado municipal. Fue detenido en el barrio Güemes de la capital correntina con un cargamento de 120 kilos de marihuana.
Un hombre fue detenido en Corrientes por evadir un control policial y tener en su poder un cargamento de droga. Según se informó, tendría una relación directa con los hermanos Barreto, asesinados en noviembre del 2020. Lisandro Alexis Luna, un hombre oriundo de Entre Ríos fue detenido el pasado 21 de diciembre en la capital correntina tras una persecución policial cuando transportaba un cargamento de droga en una camioneta. Ahora trascendió que el 15 de noviembre del 2020, fue testigo de un triple crimen en el barrio Los Paraísos de Paraná. La Justicia de la vecina provincia pediría que sea trasladado para ser indagado.
Se trata de un hombre de 35 años que trabajaba en la Municipalidad de Paraná y lo echaron tras haber sido arrestado por narcotráfico en el barrio Güemes de la Capital de Corrientes.
Según el Diario Uno, en la investigación por el triple homicidio Luna es un eslabón clave por su relación directa con las víctimas, en particular con los hermanos Barreto. Las versiones sobre los motivos por los cuales huyó de la capital entrerriana son dos: escapó pensando que era el siguiente en la saga asesina, o participó como entregador en aquel ataque criminal.
El accionar de sicarios en Paraná se patentizó aquel domingo, cuando en plena siesta dos muchachos a bordo de una moto ejecutaron a balazos a tres hombres: Laureano Morales, Germán Herlein y Cristian Barreto. El único sobreviviente fue Víctor Barreto, quien corrió y se cayó entre los yuyos. La investigación avanzó en medio de la complejidad que imponen los códigos de las bandas narcocriminales cuando se produce un ajuste de cuentas. Cuando la causa parecía enredarse en el silencio del entorno de los protagonistas y en el temor que infundieron los asesinos, apareció el dato de una moto, algunos testigos y el nombre del primer sospechoso: Ramiro Colman, un joven que había salido de la cárcel un par de días antes el triple homicidio. Es el único detenido acusado por el fiscal Martín Wasinger de conducir la moto en la que se perpetró el ataque. La hipótesis de un ajuste proveniente del narcotraficante prófugo Germán Velázquez se mantuvo como una de las potables, entre otras, y no se descartan otros nombres de peso en el hampa local.
En este sentido surgió el nombre de Luna, de quien casualmente nadie sabía dónde fue a parar desde la noche del triple homicidio. Se supo que el empleado municipal era un hombre clave en el entramado de la banda que habían montado los hermanos Barreto, en sociedad con Morrón Herlein. Un dato apunta que sería el encargado de cruzar la droga en una embarcación desde Paraná hacia Santa Fe y viceversa.
El 20 de diciembre Luna iba junto a otro hombre a bordo de un utilitario Renault Kangoo por la ciudad de Corrientes, con 120 kilos de marihuana. En el recorrido se toparon con un operativo policial de rutina sobre la avenida Medrano y calle Lavalle. El conductor esquivó el procedimiento, los policías notaron la maniobra evasiva y emprendieron la persecución. Los efectivos de la fuerza correntina los atraparon cuando intentaban deshacerse de la droga en una vivienda.
Al revisar la camioneta Kangoo marca Renault, los policías detectaron el cargamento de droga, valuado en unos 15 millones de pesos. Desde entonces, Luna quedó arrestado en Corrientes, a disposición de la Justicia Federal.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *