info@goyaennoticias.com.ar

Provinciales

Corrientes: Agredió a piedrazos a Policías y se escondió en casa de su madre

La fuerza de seguridad lo descubrió junto a su cómplice con elementos “de dudosa procedencia”, y en su fuga agredió a los móviles. La madre había pedido a la Justicia una orden de restricción de acercamiento a su vivienda, porque su hijo es “incontrolable”. Un joven de 20 años, con un largo historial delictivo, terminó detenido por la Policía, luego de ser sorprendido con objetos aparentemente robados y atacar a piedrazos una patrulla, informó ayer la fuerza. El maleante corrió a esconderse a la casa de su madre, quien había solicitado una perimetral contra su propio hijo, por su “pésima conducta”, indicaron fuentes oficiales. Todo comenzó cerca de las 5:30 de la madrugada, cuando una patrulla, perteneciente al Departamento de Distritos Policiales y Unidades Operativas, se encontraba en las inmediaciones de las calles Quinquela Martín y Gallardo. Los efectivos fueron alertados por dos jóvenes, que cerca de allí estaban dos sujetos a bordo de una motocicleta desprovista de sus plásticos laterales, y que llevaban una mochila, con lo que parecían ser varias herramientas, pero lo que más les llamó la atención fue un tubo de gas de color amarillo. Todo apuntaba a que se trataba de delincuentes que habían terminado de cometer un delito, por lo que los efectivos policiales dieron su ubicación y pidieron refuerzos. Cuando el móvil se aproximó a los sospechosos, estos se deshicieron de los objetos que portaban y emprendieron la fuga. Como la Policía comenzó a perseguirlos, cubrieron su escape tomando trozos de escombros esparcidos por la calle y atacaron a piedrazos el móvil, provocándole serios daños en su estructura. La zona en segundos se llenó de móviles de la comisaría Décimo Sexta y otros del DDP y UO que llegaron para cerrarle el escape a los malvivientes; unos de los cuales logró darse a la fuga, mientras el segundo, se coló en una vivienda que resultó ser de su madre. Una vez en el lugar, los uniformados y con el permiso de la mujer pudieron detener al sospechoso y recuperar todos los elementos que portaba. Según indicaron a época fuentes del caso, la madre del joven, de apellido Morales, había solicitado a la Justicia una orden de prohibición de acercamiento, la que aún estaba vigente y activa. Al momento de ser detenido, Julián, de 20 años, intentó agredir con un arma blanca a los policías, pero terminó reducido y esposado por estos y luego trasladado a la comisaría Décimo Sexta, donde se iniciaron de oficio una serie de causas por “atentado y resistencia a la autoridad; daños a los bienes del estado; elementos de dudosa procedencia; portación de arma blanca al momento de la requisa y finalmente, la violación de la Restricción de acercamiento desobedeciendo así al Juzgado de Instrucción Nº4.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *