info@goyaennoticias.com.ar

Provinciales

Comercios cerraron por no poder afrontar alquileres y otros debieron acordar el pago

Debido a la crisis en las ventas que generó la pandemia, a raíz de la implementación del aislamiento social, la mitad de marzo y todo abril fueron días de actividad nula para el sector comercial. La falta de ingresos trajo aparejada la dificultad lógica para afrontar gastos, destacándose el pago de los sueldos de los empleados, y el monto de los alquileres. Según destacaron desde el sector, el rubro más afectado fue el de indumentaria, y aguardan que continúe reactivándose el movimiento comercial con la flexibilización de la cuarentena y el abono de los sueldos.

Varios negocios, sobre todo los de indumentaria, tuvieron que bajar sus persianas por el costo de la renta y la falta de actividad. Otros pactaron descuentos con sus locatarios. Esperan que la actividad repunte con el abono de sueldos a empleados públicos.

En diálogo con este medio el presidente de la Federación Empresarial de Corrientes (Fecorr), Gustavo Ingaramo, comentó que el pago del alquiler fue uno de los obstáculos más importantes que tuvieron en el sector, sobre todo durante los primeros meses del aislamiento. Al respecto, aseguró que “hubo muchos comercios que cerraron” por esta situación, y la mayoría de ellos pertenecían al rubro de la indumentaria.

“Algunos comerciantes debieron acordar con los propietarios de los inmuebles para poder pagar, como una reducción del 50% del costo por falta de actividad, o descuentos en expensas”, agregó Ingaramo.
Al respecto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Corrientes, Iván Montanaro, aseguró que “lo que más se ha dado, tanto en abril como en mayo, fue una renegociación de los valores de los alquileres con quitas de hasta el 50%”. “Los que administramos propiedades hemos buscado un equilibrio con la gente que no pudo trabajar y hemos tenido pocos casos de no pago, y algunos otros de rescisión de contratos anticipados”, agregó, en declaraciones a radio Mega.

Sueldos
Al igual que los alquileres, afrontar el pago de los sueldos se tornó un problema para los comerciantes que cuentan con empleados, y no tuvieron actividad durante los meses anteriores. Si bien hubo una asistencia por parte del Gobierno nacional, la misma no llegó a todos, y además los trabajadores y trabajadoras en situación informal no pudieron recibir esta ayuda por su condición.
Con la flexibilización de varias actividades y el próximo abono salarial para el empleo público, desde la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) esperan que pueda continuarse con el leve repunte que se viene registrando en las últimas semanas. “De acuerdo con nuestro sondeo, en mayo tuvimos casi el 50% de la actividad registrada en el mismo mes del año pasado”, señaló a este medio el gerente de la entidad comercial, Carlos Vasallo. “La inclusión de otras actividades, como los bares y los gimnasios fue beneficioso para el sector, aunque las dificultades siguen porque recordemos que se viene de más de un mes sin actividad”, agregó.
En ese sentido, Vasallo sostuvo que el pago de los sueldos a los empleados públicos, sumado a la flexibilización reciente, podría tener un impacto positivo en la actividad minorista. A esto, se debe incorporar una posible llegada del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), sobre el cual aún no hay novedades para la provincia.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *