Copyright 2019 - Custom text here

Hace nueve meses denunciaron a un profesor por acoso y sigue dando clases

Un profesor fue denunciado por tutoras luego de tomar conocimiento de una serie de mensajes recibidos por sus hijos. Esto sucedió en San Isidro.

Sorprende la inacción oficial y la protección de las autoridades del establecimiento ante las evidencias presentadas. “Mi hijo me mostró los mensajes y nunca accedió a los pedidos del profesor. Lo invitaba a ir a Goya, le pedía cosas a cambio de buenas notas” conto una de las denunciantes.

Como si esto fuera poco, el 22 de noviembre del año pasado, la mamá de un alumno de 1º Año, Rocío A., labró un acta donde deja constancia que su hijo recibió mensajes a través de Facebook en los que el profesor F.S le pedía “fotografías privadas” y le ofrecía regalos y dinero a cambio.

Ramona se presentó el 12 de junio del año pasado en el edificio de la Escuela Primaria Nº 526, que es donde funciona la Rectoría de la Escuela Agrotécnica y labraron un acta donde deja constancia de lo que estaba sucediendo. El documento fue enviado al día siguiente a los supervisores tanto de la escuela como el supervisor técnico junto a las copias de los mensajes recibidos por el alumno que en ese momento era alumno de 4º Año.

Un mes después, el profesor Fabricio S., fue convocado para que tome conocimiento de la acusación y presente su descargo. Durante la reunión, el docente “asume la responsabilidad de la situación generada, desvinculando a la institución de lo acontecido y se comprometió a no realizar ningún otro tipo de acción que atente contra la integridad física y/o psicológica de los estudiantes”, según expresa el acta redactada después de la reunión.
“Mi hijo me mostró los mensajes y nunca accedió a los pedidos del profesor. Lo invitaba a ir a Goya, le pedía cosas a cambio de buenas notas”, le contó Ramona. Por eso, “él tenía vergüenza de ir a la escuela, tenía vergüenza de sus compañeros y miedo del profesor, por eso pidió el pase a la (Escuela) 721 de Campo Morato”, dijo la mujer con tristeza.

La copia de los documentos presentados ante el Ministerio de Educación y la exposición realizada en la Comisaría de la Mujer y Asuntos Juveniles de Goya cuando el joven realizó una exposición, en julio pasado, acompañado por su madre en la que manifiesta que “debido a las constantes molestias y por la incomodidad que me causaba la conducta de mi profesor Fabricio.E.S., solicité mi pase a la Escuela 721 de Campo Morato”. relataron. 

En la oportunidad, también dejó fotocopias de las capturas de los mensajes de WhatsApp que le enviaba el profesor y solicitó que sea citado para que las autoridades policiales lo exhorten a dejar de escribirle al alumno que ya lo había bloqueado pero comenzó a enviarle mensaje a sus compañeros.

Con el alumno en otra escuela, la situación del profesor en la Agrotécnica pareció enfriarse y, por ello, la acción llevada adelante por la Dirección de Servicios Educativos de Prevención y Apoyo (DISEPA) el 1 de noviembre de 2018 fue infructuosa. La Directora de Nivel Secundario, Itatí Práxedes López les pidió la intervención a los técnicos del organismo y por ello se reunieron con el rector Osvaldo Fleitas.

Lo preocupante del caso es que sigue en sus funciones con total normalidad, además el reconoce los hechos, pero pareciera que nada hace presumir sea sancionado. En el paraje se deslumbras que tendría un padrinazgo de algún funcionario.

0
0
0
s2smodern
f t g m