Copyright 2019 - Custom text here

Según Trump, el repliegue es porque se logró el objetivo de derrotar al Estado Islámico

Estados Unidos va a retirar sus tropas de Siria. Así lo indicó ayer el presidente Donald Trump al afirmar que ya se había alcanzado el objetivo de vencer al grupo islamista radical Estado Islámico (EI) en ese país.

Esta decisión tendría importantes consecuencias geopolíticas y plantea muchos interrogantes relativos al futuro de las milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos que combaten contra el EI en la zona. 

“Hemos derrotado al grupo EI en Siria, mi única razón para permanecer ahí durante la administración Trump”, indicó el propio mandatario en su cuenta de la red social Twitter. “Retiro total”, dijo, por su parte, un funcionario que habló bajo anonimato. Dicho funcionario especificó, además, que la decisión se tomó el martes y que será ejecutada lo más rápido posible. Al cierre de esta edición, el Pentágono todavía no había confirmado la medida. 

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, indicó ayer que este retiro marcaba una nueva fase en la campaña contra el EI. “Hace cinco años, el EI era un grupo muy poderoso y peligroso en Medio Oriente y ahora Estados Unidos ha hecho que fracase su califato territorial. Estas victorias sobre el EI en Siria no marcan, sin embargo, un final de la coalición global o de esta campaña”, indicó. Para Sanders, la decisión de la Washington se trata de transición hacia una nueva fase de dicha campaña. “Estados Unidos y nuestros aliados están listos para volver a comprometerse en todos los niveles para defender los intereses estadounidenses cuando sea necesario”, agregó. 

Actualmente hay 2.000 efectivos estadounidenses en Siria. La mayoría de ellos en misiones de apoyo de entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas locales de combate. Washington apoya a las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), que son la columna vertebral de una coalición árabokurda denominada Fuerzas Democráticas Sirias. Pero para Turquía, las YPG son una organización terrorista activa del insurgente Partido de los Trabajadores del Kurdistán, proscripto por el gobierno turco. Los kurdo-sirios anhelan crear una región autónoma en el noreste de Siria (frontera con Turquía), similar a la región kurda de Irak. Por ello, Ankara advirtió que lanzará una operación en los próximos días contra el territorio controlado por las fuerzas kurdas en esa zona.

0
0
0
s2smodern
f t g m