Copyright 2018 - Custom text here

Revelaciones turcas tras el paso del fiscal general de Arabia Saudita por Estambul

Las autoridades de Ankara pusieron en duda la voluntad de los sauditas de “cooperar sinceramente” con la investigación, ante la falta de respuestas sobre los instigadores del crimen y la localización del cadáver, que sigue desaparecido.



El periodista saudita Jamal Khashoggi fue estrangulado y descuartizado en el consulado de su país en Estambul como parte de un plan premeditado, reveló ayer la fiscalía turca en un comunicado. Las autoridades remiten a las pruebas existentes en el marco de la investigación en curso que se abrió una vez denunciada la desaparición de Khashoggi, pero hasta el momento no esclarecieron detalles de la ejecución. La oficina de la fiscalía turca aseguró además que no se alcanzaron resultados concretos en las conversaciones que tuvieron este lunes con el fiscal general de Arabia Saudita, Saud El Moyeb. “La muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul es una violación al derecho internacional. Eso es muy, muy claro”, estimó ayer el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, a las pocas horas del comunicado oficial. “Lo que ocurrió fue algo espanto”, declaró Pompeo a la cadena Fox News. No obstante esa apreciación, el responsable de la diplomacia estadounidense insistió en la necesidad de Washington de preservar sus buenas relaciones con Arabia Saudita. A lo largo de la investigación, el presidente Donald Trump ha sido confuso en opiniones sobre el caso y una vez denunciado el actuar saudí, descartó la posibilidad de terminar la venta de armas al Reino Árabe y eludió la responsabilidad del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán (MBS). 

0
0
0
s2smodern
f t g m